Mestre reveló que lo llamaron de Casa Rosada para que baje su candidatura a gobernador en Córdoba

El intendente de la ciudad de Córdoba irá a internas contra la formula avalada por la Casa Rosada, Negri-Baldassi.

El actual intendente de la ciudad de Córdoba será candidato en la interna a gobernador de la provincia mediterránea en Cambiemos enfrentando al candidato del gobierno nacional, Mario Negri que tiene el visto bueno porque va en formula con el referente del PRO, Héctor Baldassi. Ambos radicales, tienen por delante una dura interna local.

"Rogelio Frigerio, Marcos Peña y Alfredo Cornejo me llamaron para decirme que baje mi candidatura y que me uniera en una interna con Mario Negri. Tengo muy buena relación con todos", y agregó: "Los dirigentes que me llamaron no hablaron en nombre de Cambiemos, sino como dirigentes del PRO de Buenos Aires y eso a los cordobeses no nos gusta. Por eso proponemos reglas de juego de Cambiemos pero con espíritu y honor cordobés".

El intendente sintió "falsas alarmas” y aseguró que le dijeron “que esto hacía crujir el espacio político”. En este sentido, afirmó que le “ofrecieron varias cosas”. 

“Sentí desazón, tengo que admitirlo. Una interna debería ser lo más normal del mundo, Macri llegó (a Presidente) por una interna, (Horacio Rodríguez) Larreta llegó (a Jefe de Gobierno porteño) por una interna", argumentó Mestre.

Sobre esto, replicó con dureza: "Desde Balcarce 50 plantearon qué era lo que había que hacer en la provincia, y nosotros desde Córdoba, que es uno de los emblemas del federalismo, no vamos a regalar nuestra identidad a Buenos Aires"

"Soy intendente por segunda vez de una de las ciudades más grandes del país, y lo hago en nombre de Cambiemos, soy uno de los cofundadores de Cambiemos en la provincia, podemos ofrecer una alternativa y estamos convencidos de que después de 20 años de gobierno peronista es hora de un cambio", planteó Mestre.

En la discusión local, el dirigente radical arremetió contra el gobierno de Juan Schiaretti remarcando que "el gobernador ha aprovechado que cuenta con recursos producto del endeudamiento, y de que el gobierno nacional envió más dinero, recursos que no ha coparticipado con los municipios. Hizo mucho marketing, gastó en obras que no son prioritarias, que no son necesarias, y me parece que está buena la alternancia y que es tiempo de cambiar". 

Será una de las contiendas más atractivas de este año electoral, con la disputa interna entre radicales y el PRO que se viene sosteniendo internamente en Cambiemos.