La oposición se unió para darle un golpe al DNU de extinción de dominio

Con la monobloquista salteña Cristina Fiore Viñuales, el peronismo federal y el kirchnerismo lograron empatar la votación por el rechazo definiendo con el voto doble del presidente Marcos Cleri (FPV-Santa Fe).

El oficialismo obtuvo una derrota en la comisión Bicameral de Tramite Legislativo donde Cambiemos y oposición se repartian 8 votos por lado. Como la presidencia del cuerpo esta en manos del kirchnerismo con el diputado Cleri, su voto vale doble y sirve como desempate.

Hablamos de los DNU 58, 62 y 92/2019 de Extinción de Dominio, junto con el que modificó la ley de ARSAT y el que creo la Agencia del Deporte. Ahora deberán ser rechazados por ambas para que pierdan vigencia. Sin embargo, el solo hecho de la unión de la oposición es una derrota parlamentaria para el oficialismo.

En Cambiemos, el diputado Pablo Tonelli defendió los DNU de manera general como es costumbre en labor de la comisión. "No se pudo avanzar en Diputados por las diferencias entre los proyectos, esta demora junto con el reclamo de los fiscales de contar con esta herramienta, impulsaron al presidente a firmar el decreto", justificó el macrista.

"Además de la necesidad de privar a los delincuentes de disponer de dinero mal habido, el Estado argentino tiene compromisos internacionales que lo obligan a tomar medidas de este tipo", amplió Tonelli.

En tanto, sobre la Agencia de Deportes, el legislador explicó que "la agencia tiene casi las mismas atribuciones que el Instituto del Deporte creado en 2015 por el gobierno de CFK. No puede vender ningún tipo de inmuebles. No hay posibilidad de que se venda el CENARD, las atribuciones son de administración", consideró.

Por parte de la oposición, el encargado de sentar posición fue el senador pampeano Daniel Lovera quien aseguró que "es incomprensible el accionar del Gobierno. La Constitución no habilita a elegir discrecionalmente entre un DNU o la sanción de una ley cuando hay un Congreso con representación de los partidos políticos y un procedimiento parlamentario funcionando", dijo.

"No existe circunstancia excepcional que impida al Congreso seguir con el tratamiento ordinario para la sanción de una ley de Extinción De Dominio. El proyecto tiene aún estado parlamentario y se lo podría haber tratado en sesiones extraordinarias", sentenció.

De esta manera, ambas Cámaras del Congreso deberán tratar en sus recintos y allí la oposición tendra que lograr los acuerdos si quiere que definitivamente alguno de los tres DNU rechazados pierdan vigencia.