Increíble: Un pozo se "come" la ruta provincial 336

Se trata de un tramo de 23 km que une Burruyacú con la ruta nacional 34.

La ruta provincial 336 de Tucumán cedió ante un pozo de sies metros que se generó por las fuertes condiciones climatológicas de los últimos dias. La situación es cada vez más complicada ya que de seguir agrandandose el hueco sobre el asfalto podría dejar aislada a toda una ciudad de 3000 habitantes.

Son 23 kilómetros de extensión los que tiene esta ruta, que conecta Burruyacú con la ruta nacional 34, al límite con Santiago del Estero. En el medio se encuentra situada Gobernador Garmendia, la ciudad a la que ya no se podrá acceder ni salir de ella en caso de que el pozo obligue a cortar el tránsito. El único camino alternativo es por la exruta provincial 34, que está cerrada por una causa similar.

“Comenzó en la zona de cunetas. El pozo creció tanto que ahora también tomó una parte de la calzada, entonces es muy peligroso”, explicó en diálogo con TN Ricardo Abad, director de Vialidad de Tucumán.

“Tiene que ver con el escurrimiento del agua. Cada lluvia es mucho más fuerte que antes y el crecimiento de las fronteras agrícolas afecta. Lo que antes era caña y retenía el agua, ahora es soja y el escurrimiento es más rápido”, explicó el funcionario.

Y agregó: “Es peligrosísimo. Por el momento estamos señalizando la ruta de manera importante para evitar accidentes. En estos días empezaremos a colocar relleno en la zona más crítica. La ruta está habilitada y se está circulando”.

Las autoridades provinciales ya estan al tanto de la situación de gravedad y deberán poner atención a solucionar el incidente para que no se convierta en un mal mayor.